Feed del blog

Soy una especie de mar afuera

«Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados.»

— Oscar Wilde.

Marimar García Garrido tiene treinta y cuatro años. Vive en Madrid con sus padres y sus cinco hermanos. Estudió la carrera de Periodismo en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Tiene también estudios de publicidad y relaciones públicas. Le encanta el chocolate, la música, el teatro, el cine, los viajes, los idiomas, los niños, los chistes, las aventuras, los parques de atracciones, las series, los dulces, los salados, la playa, el mar, el campo, la virgen de Lourdes, y las buenas conversaciones.

Su mayor tesoro son sus amigos, innumerables, y su maravillosa familia. Este es su primer libro.

Entrada destacada

¿A dónde vamos a llegar?

El pasado lunes 16 de mayo, aprovechando que era fiesta en Madrid, me fui a Córdoba. Me hacía mucha ilusión estar un «sin mis padres», como cualquier adolescente, y ver todos los patios que estaban abiertos.

Por la mañana vimos la Mezquita-Catedral, digo vimos porque iba con cuatro amigas. Es espectacular de bonita. Hasta ahora todo bien, pero después de comer me bajó la saturación, una saturación de 83 de oxígeno en sangre. Cuando puse el concentrador portátil de oxígeno que llevaba conmigo, se me apagaba al minuto. Es verdad que llevo una semana con un catarrazo y teniendo una traqueotomía… Si las máquinas me hubieran funcionado, no habría tenido problemas.

Aún así, acudimos al hospital más cercano. Llegamos y no tenía fiebre, solo me tenían que aspirar y ponerme oxígeno. Mi asombro fue que ningún sanitario, tanto fuere adjunto o residente, no sabía poner el oxígeno y por eso no me lo pusieron. Solo me aspiró una enfermera dos veces, menos mal que fui con mi asistente que me aspiró una vez más y salieron varias flemas que me hacían tapón e impedían que tuviera una buena respiración, ya que la vía aérea no estaba libre. Menos mal, que una amiga sensata, de una calidad humana increíble, dijo: «la mando en ambulancia medicalizada a Madrid». El facultativo de la ambulancia fue muy humano agradable y resolutivo, al cual les estoy muy agradecida, puesto que pusieron todo a mi disposición cuando la situación lo requería.

He escrito esta carta como paciente ventilado y doy mi visión, pues me sentí muy indefensa. Había una ignorancia de no saber tratar a una persona con una enfermedad degenerativa sin diagnóstico. ¡Mi impotencia fue muy grande! No quiero que vuelva a pasar con nadie, así que pido al gobierno, empresas… que inviertan y aboguen para que se investigue y se formen adecuadamente a los médicos, tanto de España como fuera de ella.

Doy gracias a Dios por estar viva.

Un abrazo y ánimo a todos.

Un escritor, ¿de novela negra o policiaca?

José María de Torres tiene 53 años, es un gran amante de las novelas de misterio y padre de familia que vive en Madrid. Su primera novela Arcángeles forma parte de una trilogía junto a Un sendero de migas de pan y Las sonrisas del azul. Este es mi pequeño descubrimiento para todos los amantes de la novela negra.

1. ¿Cuál es el último libro que editaste?

Es una novela que se titula Un sendero de migas de pan y es la segunda parte de la trilogía protagonizada por el inspector de policía Gabriel Almansa, formada por Arcángeles, mi ópera prima, y Las sonrisas del azul, novela que cierra la trilogía y que se editará en breve.

Un sendero de migas de pan es una historia policiaca con tintes de thriller médico, una adictiva novela de acción e intriga, repleta de pistas en la que se puede jugar a detectives libremente y que nos adentra en una búsqueda en la que el lector recorre un enigmático sendero en el que la muerte acecha escondida. Tuve el honor de presentarla como parte de los actos de la XII edición del Festival de novela policiaca Getafe Negro, organizado por el Ayuntamiento de Getafe.

2. Vivimos en un mundo donde no se para, tú tuviste que parar cuando se te detectó la enfermedad crónica, ¿qué te ha aportado este ritmo de vida?

A la fuerza, durante los peores años que me tocó lidiar contra la enfermedad, me di cuenta de que el estrés era el escollo principal que debía combatir para aliviar los síntomas y que no se agravaran. Pero no estamos entrenados mentalmente para eso: profesionalmente debemos cumplir unos plazos en nuestros trabajos, en la vida familiar nos enfrentamos cada día con situaciones que nos alteran y si sumas todas esas pequeñas cosas que nos rodean, nuestro cuerpo y nuestra mente se resienten. Yo me creía fuerte y seguía intentando llegar a todo al cien por cien, pero tuve que elegir entre eso o mi salud: tuve que pensar en mí.

3.   ¿Eres mucho más consciente de todo?

Claro que sí, pero he necesitado mucha paciencia y ayuda para entender que debía sanar primero mi salud mental antes que la física. Esta ayuda me ha permitido distinguir qué cosas son las que tienen de verdad importancia, por supuesto sin desmerecer las más banales. Todo importa en esta vida, pero lo más importante somos nosotros mismos, claro está que sin olvidar a los que nos rodean y sus necesidades.

4.   Define novela negra o policiaca.

La mayoría de lectores considera que son la misma cosa, aunque he leído innumerables artículos que debaten grandes diferencias entre ellas.

En mi modesta opinión, sin ser un especialista en este tipo de debates, creo que la literatura policíaca busca entretener al lector a través de una investigación criminal, hecha o no por un profesional, en la que interesa más saber quien es el asesino o la resolución del misterio que lo que rodea a la propia novela. La psicología de los personajes, los ambientes sórdidos, los argumentos muy violentos y que el protagonista sea un individuo decadente, es más propio de la novela negra. El caso es que nos hemos acostumbrado a hablar de novela negra y policiaca cuando creo que la definición más correcta sería criminal o novela de crímenes, por eso elegí Letras del crimen como nombre para la colección de mis novelas.

5.   ¿Qué cambiarías de tu vida?

Tener una segunda oportunidad sería genial, sobre todo para deshacer esas cosas que no salieron bien o que no llegaron a ninguna parte. Pero hasta de las malas decisiones salen buenas cosas, porque nos proporciona experiencia y nos enseña a apreciar lo bueno de la vida. Creo que no cambiaría nada de ella, pero si pudiera volver atrás, intentaría aprovechar más el tiempo con las personas que ya no están a mi lado.

6. Creaste tu blog Letras del crimen, ¿qué nos podemos encontrar allí?

Si no te ven, no sabes que existes. Los autores que no estamos respaldados por grandes editoriales con grandes campañas publicitarias o de marketing editorial, somos invisibles al gran público y si no es gracias al boca a boca es imposible que los lectores sepan de nuestras obras. Aproveché mis conocimientos profesionales sobre diseño y los trasladé ahí para darme algo de visibilidad.

Es un blog muy sencillo, además de mi biografía personal y profesional, en él suelo informar de todo lo relacionado con mis novelas, desde las presentaciones o actos a los que acudo para hablar de ellas, así como para dejar que los lectores que no me conocen lean las primeras páginas de mis libros para ver si despierta en ellos la curiosidad de seguir leyendo. Hay una galería de imágenes de las presentaciones y enlaces a vídeos de mi canal de YouTube de las mismas, así como reseñas de lectores que han querido dar a conocer su opinión sobre mis novelas y, por supuesto, una página donde poder adquirir los libros, tanto el papel como en e-pub.

José María de Torres durante la presentación de su novela Un sendero de migas de pan, en el Festival de novela policiaca Getafe Negro, organizado por el Ayuntamiento de Getafe.

La profesión «olvidada» del siglo XXI

Con la pandemia se ha empezado a escuchar más la especialidad de Fisioterapia Respiratoria. Me llama mucho la atención que salga a flote esta especialidad cuando hay una enfermedad.

La fisioterapia respiratoria empezó a practicarse en 1915 en Inglaterra, tras la primera guerra mundial, para atender a las personas afectadas por el temido gas mostaza (1915). Desde entonces el desarrollo ha sido espectacular y hoy en día es la especialidad de Fisioterapia que más evidencia científica tiene. Aunque también hay pinturas, documentos de que esta especialidad se practicaba en la Antigua Grecia y Roma.

Puede aplicarse tanto en bebés, como niños y adultos, que presenten cualquier disfunción respiratoria que curse con abundantes secreciones, disnea, tos, es decir, que altere la función pulmonar. Se practica para patologías como la EPOC, el asma, la bronquiolitis o la fibrosis quística, y también es muy útil en pacientes con enfermedades neuromusculares, parálisis cerebral, cifoscoliosis, en los pre y postoperatorios de pacientes o incluso en casos de cáncer. En España, sin embargo, la Fisioterapia Respiratoria aún no está reconocida oficialmente como una especialidad, si bien ya hay una propuesta por parte del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de crear especialidades de algunas materias concretas de este grado, entre ellas la respiratoria, con un proyecto similar al que los médicos realizan a través del MIR.

Mar Esteban de 37 años, fisioterapeuta respiratorio por vocación y madre de familia. Terminó su carrera en 2007, vivió dos años y medio en Argentina, un año en Chile y cuatro años en Emiratos Árabes. Ahora vive en Madrid, nos muestra y nos recalca la figura, y las competencias del fisioterapeuta respiratorio.

1. En España, la fisioterapia no está tan avanzada como en otros países. ¿Qué crees que se debe cambiar?

Sobre todo lo que se debe cambiar es la forma de derivar al paciente, es decir, yo creo que como fisioterapeutas que somos tenemos la capacidad para poder evaluar al paciente y decidir nuestro tratamiento en base a esa evaluación. Por otro lado creo que es necesario y beneficioso estar intercomunicado con el equipo médico que lleva al paciente para tener la mayor información posible y compartir el juicio clínico que hayamos planteado. Con todo esto lo que buscamos al final, es una mejora a la hora de dar el tratamiento a ese paciente y creo que aquí en España las cosas se ralentizan muchísimo por todo el procedimiento y por cómo está desarrollado hoy en día.

2. ¿Crees que la fisioterapia respiratoria es la profesión más olvidada de este siglo?

A ver, yo creo que la fisioterapia en general, dentro de las profesiones sanitarias, aunque supongo que cada uno evidentemente creerá que la suya es la más olvidada, pero sí creo firmemente que en general es una profesión que no es que sea olvidada, sino que no está valorada como debería. Sí que es verdad, que a día de hoy la población sabe de la fisioterapia, sobre todo en traumatología, aunque cada vez más se va conociendo en otras ramas, como podría ser la neurológica, ginecológica etc. etc. El problema real creo que es que no se entiende del todo bien en lo que puede repercutir en el bienestar del paciente.

Ahora bien, como la rama de la fisioterapia respiratoria es una gran desconocida, es nuestra misión como profesionales especializados, el concienciar a la población y a los profesionales sanitarios de cuál es nuestro papel y en qué repercute. Al final, nuestra misión no deja de ser como la de cualquier otro fisioterapeuta: mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

3. Hay ya sociedades científicas como la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) y médicos especialistas que reclaman la especialidad de la fisioterapia respiratoria, ¿crees que llega tarde esta petición o nunca es tarde?

Yo creo que nunca es tarde, pero también es triste que haya sido necesaria una pandemia de por medio donde se ha visto esa afectación respiratoria masiva, aunque antes ya la había, como podía ser en la EPOC (tercera causa de muerte mundial), pero no era valorada porque a lo mejor no se le daba tanto bombo, entonces esto en cierta manera nos ha venido bien para reclamar nuestra especialidad, pero sobre todo ha venido bien para que aquellos que formaban parte del colectivo médico, que no nos conocían y no sabían lo que podíamos aportar, lo han terminado de conocer.

Es muy necesario que la fisioterapia en general tenga especialidades, porque al final no dejamos de ser personas que nos forman de forma general cuando hacemos la carrera, pero al final no podemos saber de todo, como le pasa al médico o como podría ser cualquier otro sanitario, entonces al final, creo que para dar un buen tratamiento y un buen servicio al paciente has de estar especializado en un ámbito.

4. En pacientes complejos con ventilación mecánica, ¿cuál crees que debe ser la formación del fisioterapeuta respiratorio?

Creo que hay que tener conocimiento extenso sobre todo en tres pilares fundamentales a la hora de tratar a este tipo de pacientes, aparte de otros claro está:

  1. El fisio que trata a la persona que está ventilada, evidentemente ha de entender de ventilación mecánica ya sea invasiva o no, porque al final, tú estás tratando con el paciente, pero la máquina es la que te está dando toda la información de cómo está esa función respiratoria, con lo cual, si no entendemos lo que nos está diciendo la máquina, no entendemos como está el paciente y aparte, eso nos puede facilitar información para valorar si estamos realizando un tratamiento efectivo.
  2. Es importante que el fisio también domine el tema de la vía aérea artificial, que en este caso serán las cánulas de traqueotomía, ya que hay muchas opciones y hemos de saber entender el porqué de su uso y que implica el uso de una versus otra. Otra cosa importante es saber actuar si pasa algún aspecto con la cánula, como por ejemplo, una decanulación imprevista, hemos de saber responder de forma eficaz y efectiva, así como comprobar la presión del balón, etc…
  3. Y por último, creo que también es muy importante y necesario, ya que sino tratas al paciente a medias, el tema de la aspiración. En este tema hay bastante controversia, ya que no se sabe muy bien si hay competencia o no, pero siempre que el fisio tenga una formación y haya recibido una instrucción de cómo se debe aspirar y de haber pedido el consentimiento al paciente y/o familiar, el fisio que trata con un paciente de estas características, ha de hacerlo siempre que sea necesario para su bienestar, porque si no, no tiene sentido que tú le movilices las secreciones y que luego le dejes las secreciones allí.

5. ¿Dónde se aprende todo esto?

Siendo claros, todo esto se aprende en una UCI. Yo tuve la suerte de estar en una UCI en Argentina, y creo que aquí en España son cosas que en la facultad, no las vemos ni por asombro. A lo mejor, hay algún máster específico de respiratorio que puede tocar algo, pero pueden ser pinceladas y al final, este tipo de técnicas de la terapia respiratoria, es algo muy específico y esto solo creo que lo ven aquellos fisios que están en una UCI, trabajando diariamente con el paciente ventilado. Entonces, creo que para abordar estos pacientes, esta formación debería ser cubierta mínimamente al fisioterapeuta respiratorio, de ahí la importancia de que nos especialicemos.

6. En estos dos años que estuviste en Argentina, ¿qué competencias tenía el fisioterapeuta respiratorio?

Es verdad que yo tuve la suerte de que cuando terminé la carrera de fisioterapia, por circunstancias de la vida, yo me fui a vivir a Argentina y ahí pude estar dos años y medio en un hospital formándome sólo en el ámbito respiratorio y sobre todo en la parte de críticos.

En Argentina, el fisioterapeuta es valorado de una forma muy distinta a España, pero también es verdad que la formación que reciben es mucho más extensa, tanto en general como en el ámbito especifico. En Argentina se puede cursar una residencia de tres años, un tipo MIR de los médicos, que te especializa en el ámbito hospitalario y sobre todo en críticos. Entonces, al final estamos hablando de profesionales que llevan cinco más tres años de formación para ello, con lo cual son personas que conocen muchísimo la materia y que están muy bien formadas.

Con eso no quiero decir que a día de hoy aquí en España no haya gente que esté igual de formada, pero creo que una de las cosas que también se tendría que empezar a pelear, es desde esa formación inicial y sobre todo la especialización. Competencias distintas que podría tener el fisio de aquí de España a diferencia del de Argentina o de Latinoamérica en general, sobre todo, el manejo del respirador y la programación de ello, es el fisio quien decide conjuntamente con el medico como se ventila al paciente, el tema de la decanulación, etc… pero repito, es gente muy formada y que han ido ganando el pulso poco a poco. Tienen toda mi admiración.

7. En un paciente crítico o complejo que está en su casa con ventilación mecánica, la terapia respiratoria es fundamental, yo lo sé muy bien, ¿puedes explicar lo que haces durante la terapia y por qué lo haces?

Evidentemente, cada paciente es un mundo, como he dicho antes, primero hay que evaluar y ver qué necesidades tiene ese paciente y cuál va a ser nuestro objetivo de tratamiento, pero es verdad que el estar conectado a una máquina respirando conlleva una serie de complicaciones generales y que el fisio ha de conocer y dominar. ¿Qué es básicamente lo que trabajamos con un paciente que está ventilado en su casa, es decir, con un paciente con ventilación prolongada? Pues sobre todo, el manejo de secreciones, porque al final no dejan de tener una traqueostomía con una cánula, que es una invasión de la vía aérea y una ventilación que no es la fisiológica, con lo cual eso genera mayor secreción, por lo que ayudamos a que esas secreciones se puedan drenar bien del pulmón. También, movilizamos la caja torácica, en ciertos casos entrenamos la musculatura respiratoria, sobre todo el diafragma, por si este paciente en un futuro se le puede desconectar de esa ventilación mecánica o necesita menor asistencia, hacemos técnicas de reclutamiento y reexpansión pulmonar para favorecer la ventilación en ese pulmón, es decir, que a todas las áreas del pulmón le llegue el aire por igual. Al final, es fijarnos en los objetivos que necesita cada paciente haciendo una buena evaluación.

8. Creaste tu clínica de Fisioterapia Respiratoria en 2019, ¿dónde tratáis y en qué os diferenciáis?

Sobre todo, tratamos a pacientes a domicilio, pero también tenemos acuerdos con clínicas y con escuelas infantiles, donde vamos ciertos días y pasamos consulta.

¿En qué nos diferenciamos de otros? En que somos un equipo de gente especializada y que solo abordamos la parte respiratoria, ya sea en pacientes complejos, agudos y crónicos con patologías varias, adultos, pediátricos, es decir, pacientes de todo tipo siempre y cuando tengan esa afectación respiratoria, pero lo más importante para nosotros, es esa cercanía y trato que brindamos al paciente, sin olvidar que día a día seguimos formándonos para poder darle lo mejor a nuestros pacientes.

Mar Esteban y yo, antes de comenzar mi tratamiento.

El mundo al revés

¿Quién nos iba a decir qué viviríamos esta situación? ¿Tú te lo imaginabas? Yo no tenía ni idea, pero una adversidad o situación que no controlas tú, te hace plantearte muchas cosas: los abrazos, los besos, las reuniones con amigos y familiares… en conclusión, la vida y lo que realmente merece la pena.

La persona es un ser social por naturaleza, aunque aquellas que no son cariñosas estarán encantadas ahora mismo, ¡pero yo no!

Para mí lo que de verdad importa son estas pequeñas cosas que hacen la vida sea más grande.  Ya lo decía Antoine de Saint-Exupéry en El Principito, «lo esencial es invisible a los ojos».

Yo no digo que todo sea fácil, pero muchas veces me pongo la comparación de la vida con una rosa. La vida es bella como una rosa, pero eso no quiere decir que no tenga sus espinas. Porque el dolor en la vida te hace crecer, y aunque te duela y te haga pasar por momentos duros, eso va a tener sus frutos el día de mañana. 

Por lo tanto, no te dejes llevar por el sufrimiento del momento y disfruta de la vida, de tus amigos, de tu familia, de aquellas personas que quieres tener cerca porque, lo que está claro, es que la vida es una y hay que exprimirla a tope. 

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar